Buscar

Marcas

CURSO DE PROSPERIDAD"FORMULA PARA ATRAER DINERO

CURSO DE PROSPERIDAD"FORMULA PARA ATRAER DINERO

¿Cómo definiría la prosperidad? La prosperidad es básicamente un proceso de sanación. O sea, mucha gente cree que prosperar es tener dinero. El dinero es una de las facetas de la prosperidad. En pocas palabras, prosperidad es tener buenas relaciones, salud, una buena vida y todo el efectivo que se pueda gastar.

Más detalles

En rebajas ¡En rebajas!
$14.95

9588220785

¡Solo en Internet!

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Pero acceder a la prosperidad es un proceso en el cual vamos renunciando a nuestras ideas de limitación y de carencias y vamos reemplazando esas ideas viejas por nuevas, que nos permiten ir disfrutando desde ahora. Tengo un caso que es increíble. Se trata de un muchacho joven de 33 años que ha ganado algo así como tres millones de dólares aquí en la Argentina, y es una persona miserable. Lo ves y está deprimido, triste, siempre está solo. Y eso me llamó la atención. Uno cree que prosperidad es acumular dinero. Si uno no está sano por dentro no puede prosperar. ¿A qué se atribuye la carencia de dinero? Tiene que ver básicamente con una idea muy fuerte de que hay poco dinero, o de que el dinero a mí no me corresponde. Cuando hay una carencia de dinero es que desde mi mente subconsciente yo no estoy aceptando la abundancia ni la riqueza; es como que a otros les puede pasar y a mí no. Esto viene básicamente por ideas que hemos escuchado de nuestros adultos desde niños. Por ejemplo, pudimos haber crecido en un ambiente muy religioso donde hemos escuchado que “los ricos no van al cielo”, “el dinero es pecaminoso” y entonces, si uno cree todo eso, en el fondo nunca va a querer tener dinero porque no quiere ir al infierno o no quiere ser pecaminoso. Por eso, dinero que venga lo va a hacer correr. Esa es una de las maneras en que alejamos nuestra posibilidad de tener dinero. Hay algo muy curioso. Yo siempre digo que si en este momento se repartiera todo el dinero del mundo entre todas las personas en forma pareja, al poquito tiempo habrían de nuevo ricos y pobres, porque la riqueza y la pobreza dependen de nuestra mente, no del trabajo ni del esfuerzo sino de nuestra sensación de recibir lo que merecemos. Yo creo que me merezco algo y en base a eso el Universo me provee; si yo creo que no merezco vivir bien entonces el Universo no me lo da. Una de las razones por las cuales la gente pobre sigue siendo pobre es por el resentimiento que ellos tienen hacia los ricos. El pobre siempre se victimiza y se pone en la posición de que hay otro que le roba, que el jefe siempre se queda con el dinero o se aprovecha; o sea que los ricos son malos, estafan, y entonces frente a todo ese resentimiento jamás van a ser ricos, al menos hasta que empiezan a ver el lado bueno, a asociar que también los ricos son buenos. Yo siempre digo que hay gente pobre que es malísima como hay gente pobre que es buenísima; lo mismo pasa con los ricos. La riqueza o la falta de ella no hace a las personas. Hay elementos que atraen el dinero; son como imanes que ayudan a prosperar. Se sabe, por ejemplo, que los colores marrón, amarillo y dorado, vibran en un nivel que atrae lo metálico y, especialmente los metales nobles. Es por eso por lo que suele usarse en velas, wangas y otros elementos rituales para atraer dinero. Si quieres reforzar tus pedidos mentales, puedes confeccionar una bolsita marrón o amarilla, guardar adentro un trocito de mica y una nuez moscada. Cierra la bolsita con hilo dorado y guárdala en tu billetera o monedero. Ejercicio: Sintonizando la Fuente Elige tu imagen de Ser Superior a la que tienes más devoción. Ésa es la representación de "tu" Dios. Puede ser sólo un rayo de luz, la imagen de Jesús, la Virgen María, Buda, Sai Baba o quien realmente movilice tus fibras más internas. Si no crees en Dios ni en Seres Superiores, piensa en la magnífica grandiosidad de la Naturaleza. Reconoce que es una creación maravillosa y a ella dedica tu elevación espiritual. Ésa será tu Fuente. Busca un lugar tranquilo y cómodo en donde puedas realizar esta meditación breve. Sentado, con la espalda derecha y manteniendo los ojos cerrados, inspiras profundamente todo el aire que puedas, lo contienes unos instantes en tus pulmones y, luego, lo exhalas con lentitud. Imagínate que caminas por una playa y vas hasta el lugar justo donde rompen las olas. Ves que el océano se extiende en el horizonte y parece infinito. Te sumerges en el océano, lo sientes,eres Uno con Él. Ambos poseen toda la energía del Universo. Una vez que te encuentres unido a la Fuerza del océano, te sentirás capaz de alcanzar con tus olas cualquier playa y cubrirla con tu manto de sal y espuma. Visualiza cómo las aguas del océano, del que tú formas parte, irrumpe sobre la playa. Cuando lo hayas logrado, vuelve a respirar profundamente, ya puedes abrir los ojos. En esta visualización, el mar representa la generosidad de la Fuente, que te brinda la posibilidad de estar escrito en el libro de la vida y pertenecer, como hijo, a su inagotable providencia. La playa de arena son tus posibilidades y la ola eres tú. ¿Cuánto abarcaste de la playa? ¿Hubieras podido hacerlo solo? ¿Cómo te hace sentir estar unido a una fuerza superior y poderosa que todo lo puede. Autor:Horacio Valsecia-Paginas:287.

Este libro tambien la tenemos disponible en Amazon.com 

(si desea comprar en amazon.com dele click a la imagen de la portada mostrada aqui)

No hay comentarios de clientes por ahora.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.