Buscar

Marcas

INCIENSO SAN MIGUEL ARCANGEL

Este incienso de San Miguel Arcángel, te ayudara a cortar todas las energías negativas que tus enemigos te envíen y te protegerá de ellas. Especialmente indicado para trabajar en rituales de Protección y contra los enemigos, ayuda y justicia. 

Más detalles

En rebajas ¡En rebajas!
$1.27

$1.95

(reducción de 35 %)

8902264016129

¡Solo en Internet!

La fragancia fascinante del incienso San Miguel Arcángel es ideal para el propósito de ayuda diaria,el cual impregna los alrededores con un aura positiva de espiritualidad.

El diccionario Webster define "incienso" como una palabra derivada del latín “incensus”: causar que una pasión o emoción se despierte.      

  •  Material usado para producir un olor fragante cuando es quemado.    
  •  Perfume emitido por algunas especias y resinas cuando son quemadas; en sentido amplio, aroma agradable.    

El incienso es todo eso y mucho más.  El uso del incienso data de la época bíblica y su origen pudo haber estado en Egipto, donde las resinas de árboles aromáticos eran importadas de las costas de Arabia y de Somalia para su empleo en las ceremonias religiosas. Los faraones se servían de ellas para neutralizar olores desagradables, para ahuyentar a los demonios y para favorecer la presencia de los dioses.  Los babilonios empleaban el incienso durante sus oraciones y ofrecimientos y durante la adivinación de oráculos. Israel lo importaba en el siglo V a.C. para emplearlo en sus ofrendas religiosas. De allí se expandió a Grecia, Roma y la India, en donde tanto los practicantes del hinduismo como del budismo lo siguen utilizando en sus rituales y festivales. Fue uno de los regalos que los Reyes Magos trajeron de Oriente para ofrecer al niño Jesús.  Fue introducido en Japón en el siglo VI d.C. por monjes budistas, quienes usaban los aromas místicos en sus ritos de purificación; mas el delicado perfume del “Koh” (incienso japonés de alta calidad) se convirtió en una fuente de distracción y entretenimiento entre la nobleza de la corte imperial de la era “Heian” doscientos años más tarde.  Durante el periodo del “Shogunado”, en el siglo XIV, los guerreros samurai perfumaban sus cascos y armaduras con incienso para conseguir una espléndida aura de invencibilidad en sus preparativos para encontrarse con su adversario y su destino. Sin embargo, no fue hasta la era “Muromachi”, en los siglos XV y XVI, cuando la apreciación del elegante arte del incienso se difundió a las clases media y alta de la sociedad japonesa.  Aquello a lo que los japoneses llaman “Koh-Do” o el camino del incienso, ha sido desde hace mucho tiempo el sustento espiritual de la cultura japonesa. Este arte elegante se ha convertido rápidamente en una costumbre popular en todo el mundo entre las personas que buscan la reflexión tranquila y la paz mental. El incienso no sólo crea un estado de tranquilidad y una nueva dimensión en la vida, sino que también contribuye a abrir la conciencia temporal y espiritual.  Los modernos practicantes del arte de la apreciación del incienso lo utilizan para mejorar el ambiente de sus casas y oficinas, para halagar a sus invitados, para celebrar ocasiones especiales, para relajar el cuerpo y calmar la mente después de un duro día y para tranquilizar los nervios antes de acostarse.  Desde el origen de los tiempos el ser humano ha querido, de modo consciente o inconsciente, embellecer su entorno y su apariencia personal mediante la utilización de fragancias agradables. El incienso de buena calidad, no sólo consigue hacerlo de una manera efectiva, sino que, además, tiene el poder de conmover, confortar e inspirar al que lo usa.  Cada caja contiene: 20 palitos de inciensos.

 

 

 

No hay comentarios de clientes por ahora.

Solamente los usuarios registrados pueden introducir comentarios.