Buscar

Marcas

Novenas Religiosas Hay 12 productos

Novenas Religiosas
¿Que son las novenas religiosas o espirituales? ¿Por qué hacer novenas?
Es una devoción de oración privada o pública de nueve días para obtener alguna gracia o intención especial. La octava tuvo más bien un carácter festivo. La novena pertenece a las prácticas asociadas con el duelo de oración. “El número nueve es indicativo de sufrimiento en la Sagrada Escritura” (St. Jerome, in Ezech., vii, 24; -- P.L., XXV, 238, cf. XXV, 1473).

La novena no sólo es permitida sino también recomendada por la autoridad eclesiástica, aún cuando no tenga un lugar o sitio definido en la liturgia de la Iglesia. Con todo ello, cada vez más los fieles la realizan, la llevan a cabo. Se distinguen cuatro tipos de novenas: de duelo, de preparación, de oración y de indulgencias. Esta distinción, no obstante, no es exclusiva.

Los judíos no tenían una celebración de nueve días o nueve días de duelo, al noveno día de haber muerto o enterrado a sus familiares o amigos. Ellos mantenían en condición de mayor sacralizad el número siete. Por el contrario, encontramos que entre los antiguos romanos se seguía una celebración o conmemoración oficial de nueve días, la cual está relacionada con Livy en sus orígenes (I, xxxvi).
La indulgencia puede ser ganada uno u otro día de la novena, y aquellos que tienen la aflicción de la enfermedad o alguna otra causa legítima, pueden ganar durante la novena la indulgencia haciéndola lo más pronto posible. Todas estas novenas, sin excepción pueden ser hechas en público o en privado, con piadosos ejercicios y con la recepción de los Sacramentos, y por ello puede ser ganada una indulgencia parcial o indulgencia plena al final de la novena.

EFICACIA DE LAS NOVENAS

Las novenas requieren humildad, confianza y perseverancia, tres importantes cualidades de la oración eficaz. Innumerables santos rezaban novenas con gran devoción y a travez de los siglos muchos milagros se han logrado con la oración de novenas.

Un ejemplo del origen milagroso de algunas es la novena en honor a San Francisco Javier de que hablamos al principio. Es conocida como la "novena de gracia". Comenzó en 1633 cuando el Padre Mastrilli, S.J., estaba mortalmente herido por causa de un accidente. San Francisco Javier, a quien tenia gran devoción, se le apareció y le exhortó a dedicarse a las misiones de las Indias. El Padre Mastrilli hizo un voto ante su provincial de que iría a las Indias si Dios le salvaba la vida. En otra aparición (3 Enero, 1634) San Francisco Javier le pidió que renovase la promesa, le anticipó su martirio y le restauró la salud tan plenamente que esa misma noche el padre pudo escribir los hechos y la mañana siguiente celebró la Misa en el altar del santo y volvió a su vida comunitaria. Pronto se fue a las misiones del Japón donde fue martirizado el 17 Octubre de 1637. El milagro se propagó por toda Italia e inspiró confianza en la intercesión de San Francisco Javier. Los fieles pedían su ayuda en la novena llamada "novena de gracia"